10 Sencillos Pasos para Involucrar a Tu Prometido en la Organización de la Boda

organización del casamiento de a dos

Involucrar al novio es uno de los retos más grandes que debemos afrontar.

¡¡Felicidades!! Ya están comprometidos y también han tomado la decisión de unirse en matrimonio. Pero ahora que ya la emoción ha comenzado a transcurrir es hora de iniciar la planificación de la boda. Son cientos de cuestiones las que hay que resolver para que el gran día de nuestras vidas sea simplemente mágico.

En un simple repaso de todo lo que hay que hacer podemos mencionar: lista de invitados, proveedores, salón de fiesta, coche de bodas, arreglos florales, música, menús, anillos de bodas, joyas, luna de miel, vestido de novia, traje del novio, padrinos, transporte, diversión, catering, etc., etc.

Pero, aunque a ti todas estas cuestiones te mantengan entusiasmada y con ganas de comenzar, notas que tu prometido parece un poco más frío que tu. No era que se moría de ganas de casarse contigo? Entonces que es lo que está ocurriendo?

Algo típico en los novios es poseer un estilo de poca intervención. Pero la planificación de una boda no es algo que puede quedar en las manos de una sola persona: en esto hay que estar juntos, mi amor!! Y qué podemos hacer?? Antes de comenzar con los reproches, mejor analiza estas 10 maneras de involucrar a tu prometido en la organización de la boda sin sobrecargarse de estrés.

10 Formas De Involucrar A Tu Prometido En La Organización De La Boda

Primero: Delegar algunas áreas de actividades en la organización de la boda. Esto pude ser muy interesante para descomprimir tantas cuestiones que hay que realizar. Algunas áreas que se pueden delegar sin ninguna preocupación son elegir el fotógrafo, elegir el camarógrafo, organizar la cena de ensayo, organizar la luna de miel con todo incluido, alquilar grandes, elementos difíciles como tiendas de campaña al aire libre, alquiler de salón, seleccionar el dj o la banda, establecer y mantener su sitio web de la boda, investigar y seleccionar obras de caridad, configuración de los arreglos de transporte (limo u otro transporte), contratar diversión para la noche de boda, programar el show de fuegos artificiales.

Estas áreas no son muy peligrosas ni problemáticas, tranquilamente pueden ser organizadas por tu chico para hacerlo partícipe.

espectaculos para la boda

Los fuegos artificiales son un espectáculo que tu prometido puede programar y supervisar.

Segundo: Si pides su opinión para seleccionar los proveedores y algunos estilos, debes considerar reducirlos a algunos casos puntuales. Es una selva de opciones las que hay, por lo cual, puede ser buena idea reducir las opciones a 3 o 4 a la hora de pedir su opinión sobre los fotógrafos, invitados, flores, pasteles, menús, etc.

Es probable que se sienta abrumado ante tantas cosas para decidir, pero sí querrá con gusto compartir la carga contigo puesto que tiene los mejores deseos. Por eso, ante tantas decisiones, mejor toma junto a él aquellas que no lo abrumen. Para otras cargas extras, mejor llama a tu medre, tu dama de honor, la madrina o tu mejor amiga.

Tercero: Se directa y transmítele lo importante que es él en estos momentos. Comunícale que tú no podrás hacerlo sin su ayuda. No le reproches las cosas, por el contrario, hazle saber lo importante que es. Se sentirá muy cómodo y feliz de saber que lo necesitas.

Cuarto: En ocasiones, puede ocurrir que tu novio no se sienta a gusto en el papel de director de bodas, es decir, dando las órdenes. Quizá le gustaría realizar tareas manuales como recoger la bebida, la decoración, hacer reservas de hotel, alquilar el vehículo de la noche de bodas, etc. Quizá poniéndose a realizar estas cosas él disfrute mucho más y sea el complemento que necesitas para organizar la boda.

Quito: Toma un calendario y algunas hojas en blanco y escribe todo, absolutamente todo lo que hay que hacer en la boda. Posiblemente tu prometido no tiene una verdadera idea de lo que lleva planear una boda y al escribirlo y mostrárselo, el tomará verdadera conciencia. A su vez, con esta lista de los quehaceres de la boda, él podrá identificar qué cosas le gustaría hacer y en las que más se siente seguro. A medida que él elija lo que va a realizar, tú debes ir haciendo lo mismo. Una vez que tengan las dos listas confeccionadas… ‘manos a la obra’.

Sexto: Una idea interesante para integrar a tu prometido a la organización de la boda es incorporando parte de su tradición familiar. Indaga sobre el pasado de su familia: tiene alguna ceremonia particular? Son de alguna tradición como judía, alemana, polaca, italiana, asiática, etc. y le gustaría realizarla en la boda?

bodas de naciones

El Coliseo es parte de la identidad de los italianos. Aludir a la identidad de una Nación es una forma de involucrar a la persona.

Séptimo: La mayoría de los hombres realmente no sentirá ninguna expectativa ni ansiedad hasta unos 8 o 6 meses antes de la fecha de la boda. Por lo tanto, no intentes que él se ponga a realizar actividades con la misma intensidad que tú a 12 o 18 meses de la boda. Mejor, deja para él actividades que lo requieran justo cuando advierta que pronto se casará!

Octavo: No hagas de la boda el único tema de conversación. Los hombres no soportan hablar solo del futuro casamiento, de hecho, eso puede causarles un dolor de cabeza. En cambio, nosotras las mujeres podríamos hablar todo el tiempo de ello. Mejor, pasar con tu prometido tiempo a solas hablando de cualquier tema pero que no se relacione con la futura boda. Vayan al cine, tomen un helado, salgan a bailar, visiten el parque por las tardes, siempre hay una buena pileta los veranos para salir a refrescarse, etc. Pero realicen cosas espontáneas del día a día y que no involucren prepararse para una boda que se hará dentro de muchos meses!!

Noveno: Toma sus ideas y opiniones realmente en serio. Es importante que cuando le preguntes sobre una determinada cuestión tomes en serio lo que él dice, aunque a ti te parezca poco acertado. Colócate en una situación parecida, pero donde tú tienes que dar las respuestas. Por ejemplo, qué pasaría si él te pide opiniones sobre el fútbol o los automóviles? Seguramente dudaríamos mucho y nuestras respuestas sonarían hasta poco convincentes. Bueno, del mismo modo se siente él hablando y opinando sobre temas que generalmente no maneja.

Décimo: Cualquier hombre luego de participar en la organización de su propia boda se convierte en un experto. Es probable que no lo notes hasta que lo veas platicando con otras personas sobre todo lo que involucra planificar un casamiento. Siempre estará dispuesto a examinar las recepciones de los amigos con un ojo atento y se sabrá anticipar a los fallos. Ah! Y sin lugar a dudas, también encontrará cualquier excusa para comenzar un festejo y él será quien se encargará de organizarlo. Por lo tanto, vale la pena tener paciencia y hacerlo partícipe.

Libro guia quiero planificar mi bodaPor último, quiero recomendarte la guía de Mónica Bastidas “Quiero Planear Mi Boda”. Esta guía desarrolla, explica y detalla los mejores consejos y tips para conseguir una boda de ensueño, en la cual todo salga idealmente.

Más detalles sobre el Libro PDF Quiero Planear Mi Boda de Mónica Bastidas en este enlace <<<

Estimado lector. Te pido un favor para que el sitio sea más conocido: Dale al botón Me GUSTA, Comparte en Face o en Google Plus o twittéalo. Muchas gracias!

Gracias!

Otros artículos interesantes: 

Sobre nosotros Reina Quiroga

Hola, soy Reina Quiroga y este es mi Web donde comparto la mejor información para organizar tu boda. Planificar una boda nunca había sido tan fácil hasta ahora.

No te vayas sin dejar un comentario. Si tienes dudas aquí es el lugar para hacer las preguntas.